SÍNTESIS DE PRENSA

La piel de todos tan temida.Los actores están ahí para ofrecerle un acto de realidad al que muchas veces pocos seres humanos somos capaces de llegar.La piel es un ejercicio teatral a caída libre. Los riesgos, más que para el espectador, son enormes para la dramaturga, el director y los actores.¿un grupo teatral sin mas material que actores inteligentes, capaces de ejercer su libertad de decir, en forma de conversación, textos que nos llevan a los espectadores a un ejercicio de apertura, expansión de razonamientos y sentimientos ocultos.¿ese es el verdadero teatro de hoy: golpes eficaces por encima de dogmas teatrales.Un teatro moderno de verdad.Un teatro digno de cualquier parte del mundo.El teatro de grupo siempre dignifica, sobre todo cuando los experimentos llegan a buen fin. Ximena Escalante, Miguel Ángel Gaspar, los actores y actrices lo logran a un nivel de calidad poco acostumbrado en nuestro país.¿este trabajo tan entregado, tan pleno, tan dignificante de nuestro quehacer teatral.Eso es el arte: la realización de un sueño, la destrucción de un prejuicio.

Braulio Peralta
El Universal, Ciudad de México, 6 / may / 06


Sensualidad, caricias y tabúes.Rara vez se ven grupos de teatro tan consistentes, arriesgados y exitosos. Teatro de Ciertos Habitantes vuelve a hacer historia con La piel¿ cautivador ensayo teatral.Muy alejados del costumbrismo, el discurso escénico encierra una serie de elementos plásticos y de búsqueda expresiva que redimensionan la cotidianeidad y le brindan una conmovedora reflexión poética. El texto, creado a partir de las improvisaciones y de las propuestas e inquietudes de los actores, resulta en una disertación vital.La narrativa fluye de tal manera que se convierte en un organismo vivo. Los actores equilibran sus individualidades. Canalizan su energía, inventiva, corporalidad, concentración y habilidad improvisatoria hasta crear una increíble noción del goce.

Silvia Ortega
Chilango, Ciudad de México, 3 / may / 06


Sensualidad, caricias y tabúes.Rara vez se ven grupos de teatro tan consistentes, arriesgados y exitosos. Teatro de Ciertos Habitantes vuelve a hacer historia con La piel¿ cautivador ensayo teatral.Muy alejados del costumbrismo, el discurso escénico encierra una serie de elementos plásticos y de búsqueda expresiva que redimensionan la cotidianeidad y le brindan una conmovedora reflexión poética. El texto, creado a partir de las improvisaciones y de las propuestas e inquietudes de los actores, resulta en una disertación vital.La narrativa fluye de tal manera que se convierte en un organismo vivo. Los actores equilibran sus individualidades. Canalizan su energía, inventiva, corporalidad, concentración y habilidad improvisatoria hasta crear una increíble noción del goce.

Javier Malpica
¿Dónde ir?, Ciudad de México, 3 / may / 06


La última propuesta del grupo Teatro de Ciertos Habitantes, comandado por Claudio Valdés Kuri, del que ya conocemos excelentes montajes es La Piel, en la que el grupo continúa con la experimentación que lo caracteriza, nunca repetida, siempre explorando nuevos caminos de teatralidad.No se agotan todas las posibilidades de hablar de la piel, pero creo que la idea no es hacer un catálogo exhaustivo, sino tomar un pretexto para mostrar virtudes y miserias de los personajes. Esto está más que logrado, a veces de manera paródica, brutal, ambigua.

Olga Harmony
La Jornada, Ciudad de México, 6 / abr / 06


La Piel, una obra que erosiona la dinámica de los montajes tradicionales. Aquí, director y actores inquieren la piel como metáfora de la sensualidad, el dolor y la comunicación en un acto creativo en vivo.La Piel es un juego de opuestos. En la tensión entre el que quiere ser invadido, estimulado por la proximidad de sus semejantes, y quien ve con horror la cercanía, se va desgranando un juego de realismo-no-realismo, de voluntades, miedos y anhelos diversos respecto a la piel. Gestos y palabras dichos para uno mismo y, a la vez, formulados para los demás; juego de objetividad y subjetividad en torno a los mitos, verdades y leyendas que la humanidad ha construido respecto de la piel.Esta es la materia que ahora indaga el grupo Teatro de Ciertos Habitantes, dirigido por Claudio Valdés Kuri, que ha recorrido un camino creativo de constante búsqueda y renovación de sus temáticas y lenguajes.Para esta aventura, Kuri invitó a Miguel Ángel Gaspar, director de Carpa Theater, de Viena. La singular metodología de trabajo de Gaspar rehúsa el sendero tradicional de tomar un texto terminado para construir, a partir de él, una puesta en escena. El director propone investigar lo esencial de los actores, subir al escenario aquello que no vemos, que pasa desapercibido y que constituye una forma de verdad sobre nuestra existencia.Gaspar y la compañía Teatro de Ciertos Habitantes desean provocar interrogantes en el espectador. Tras más de veinte años dedicados al teatro, este singular director hace de su andar por el arte un camino de conocimiento riesgoso, apasionante e incierto, y un espacio de búsqueda de sí, del ser humano sobre el escenario.

Luz Emilia Aguilar Zinser
DF, Ciudad de México